El espacio donde teletrabajar: 6 claves

El espacio donde teletrabajar: 6 claves - CasasDepasyCuartos.com

El espacio donde teletrabajar, ya se ha convertido en ese lugar especial físicamente conectado con tu productividad, alineado con tu salud, ergonómico y por supuesto, conectado a la Internet.

En este artículo, vamos a exponer las 6 claves más importantes que te ayudarán a «configurarlo» de una forma muy adecuada.




Las 6 pautas para llevar al siguiente nivel el espacio donde teletrabajar

  1. No escojas tu habitación para teletrabajar, a menos que sea tu única opción.
  2. Iluminación, aire fresco, orden y limpieza constante suman.
  3. Ergonomía a prueba del cuerpo y la rutina de teletrabajo diaria.
  4. Cronogramas con cortes saludables.
  5. Metas claras, productividad y planes de trabajo visibles.
  6. Internet disponible junto a un plan B.

A continuación vamos a aportar a detalle, estos conceptos para mejorar tu enfoque de teletrabajo en casa.

1. No escojas tu habitación para teletrabajar, a menos que sea tu única opción.

Tu habitación tiene como factor fundamental de distracción, tu cama, el sofá que posiblemente ingresaste, la tele que te ha distraído por meses en la cuarentena y uno que otro detalle más que pueden alejarte de la actividad por la cual, te enfocas en el teletrabajo.

Si eres un teletrabajador con experiencia, y ya has formado un hábito adecuado, te puedes concentrar y cumplir a cabalidad tus horarios, entonces, genial, pues podrías practicar los descansos intermitentes de 30 minutos cada 60 y mejorar tu productividad.

Las habitaciones, no te ayudan mucho a marcar una diferencia entre un espacio de descanso o distracción (muy importantes) con uno de teletrabajo y por otro lado, algunas mentes poco empáticas, podrían verlo como una mala decisión.

Si no puedes tomar otra decisión, considera implementar un banner detrás tuyo y si es verde, mejor, de modo que en algunas aplicaciones, podrás proyectar fondos en él.




2. Iluminación, aire fresco, orden y limpieza constante suman.

Estas 4 condiciones son las que te ayudan a liberar la mente y fluir.

La iluminación ayuda a tus ojos, la puerta de entrada de los pensamientos, derivados de la lectura y el impacto de los diversos formatos: imágenes, texto y vídeo. El aire fresco, te ayuda a oxigenar el cerebro y como ya sabemos, eso aporta muchísimo a tus procesos de pensamiento y toma de decisiones.

El orden y la limpieza, inciden en pulmones, piel y cabello sanos, además de teletrabajar en un ambiente libre de polvo, con un tránsito despejado y sin tareas por realizar, en medio del teletrabajo.

Revisa: Habitaciones con buena ventilación e iluminación, de modo que obtengas tips aplicables a este caso.

3. Ergonomía a prueba del cuerpo y la rutina de teletrabajo diaria.

La ergonomía permite considerar el diseño adaptable a la protección del cuerpo. La espalda, las caderas, la zona donde los muslos se conectan con las sillas o sillones, el cuello, y por supuesto, los ojos, dedos, muñecas y codos, necesitan protección, aunque no lo parezca.

Invertir en muebles, debería implicar considerar hacerlo en aquellos con diseño ergonómico, de modo que el espacio donde teletrabajar, «te cuide y no te ataque», por decirlo de algún modo.

  • Hazte de una silla ergonómica, giratoria, que soporte tu peso, cuide tu espalda, la circulación de piernas y te coloque en una buena posición frente a tu mesa de trabajo o escritorio.
  • Coloca la computadora o laptop de modo que tus ojos puedan verla directamente, sin que tu cuello «page los platos rotos» por la necesidad de mirar hacia abajo.
  • Si el teclado de tu PC es ergonómico, significa que tendrás un semicírculo lleno de teclas en lugar de los tradicionales teclados rectangulares (esperamos algún día ver este cambio en todos nuestros dispositivos con teclado).
  • Si requieres pegar post-its, escribir notas en una pizarra acrílica o algo similar, será buena idea considerar las ubicaciones que te permitan mirar hacia arriba (de frente) o a los lados.

4. Cronogramas con cortes saludables.

Si le hiciste caso a los puntos anteriores, la comodidad tocará cada uno de los minutos que pases en el espacio donde teletrabajar, sin embargo, acostumbrarse a ella por muchas horas, puede limitar tu desempeño muscular, circulatorio y por lo tanto, «jugar en contra».

Es por ello que una de las mejores opciones es la de contar con un Cronograma, adecuado a tu estilo de vida, trabajo, objetivos, temáticas y sobre todo, para poder levantarte y moverte un poco cada cierta cantidad de minutos (cada 30 a  60 minutos es ideal).

También puedes aprovechar ciertos tipos de conexión para cortar tu posición habitual (la de sentarse frente al computador) y así, moverte, activando el cuerpo.

La Salud es primero, así que será útil que marques inclusive, en tu cronograma, actividades que puedes realizar con la silla, como subir las piernas, por ejemplo, en repeticiones de 5 en 5, hasta liberar tensiones y mejorar la circulación.

Pies hinchados, son un síntoma que no te gustará experimentar, sobre todo por el riesgo de generar celulitis o várices.

5. Metas claras, productividad y planes de trabajo visibles.

Es importante saber hacia dónde estás llevando los objetivos del teletrabajo. El espacio donde teletrabajar, debe ayudarte a lograrlo, utilizando las pizarras que ya mencionamos, para colocar apuntes sobre ellos.

Recuerda que a mayor visibilidad, el enfoque de la visión integral, ayudará mucho más a tu causa emprendedora o a tus responsabilidades laborales.

Las metas de largo plazo, podrían estar ubicadas a la izquierda, los objetivos por alcanzar a la derecha y los planes activos de frente, por encima de la pantalla de tu computador.

La productividad en el teletrabajo, tiene que ver mucho con explorar cómo impactan en los sentidos, en tu oficina en casa, todo aquello que la teoría del merchandising ya ha explorado en tiendas.

6. Internet disponible junto a un plan B.

Por lo visto, no existe la empresa de telecomunicaciones perfecta, así que además de lo obvio que resulta, contar con la mejor opción de servicio, también necesitas un plan B.

No queremos darte ideas negativas, pero sí prevenir que, ante situaciones como las de estar a punto de una presentación a tus clientes o socios del negocio, una charla pactada (a veces cobrada) para un grupo de estudiantes o la entrevista laboral que estabas buscando, estar sin Internet sea el menor de los problemas.

Así que considera un buen plan para tu Internet Fijo y otro igual de interesante, para el móvil, de modo que ante la falla de uno, el otro empiece a actuar.

Algunas personas, inclusive, tienen otros sistemas adicionales, como los planes móviles que provienen de otro tipo de dispositivos, que se conectan a Internet de forma inalámbrica.

Enlaces recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.